Como ya adelantó Paracetagol...

... la Liga se ha acabado. Y no, el formato de este titular no es plagio de ningún periódico, así que que nadie lo comente.

Bueno, al lío. La Liga se ha acabado, definitivamente, y ahora nos quedan unos 4 meses de tostón, de rollo, de aburrimiento, de rutina... de victorias culés con juego esplendoroso y derrotas del resto, sin especificar quien porque ya no importa.

El Madrid perdió en Pamplona y muchos dicen que es un chasco demasiado grande. A mi parecer no lo es. Quizás si lo pueda ser por el rival, pero tenemos que tener claro que 97 puntos no se pueden conseguir todos los años. El Barça sí puede, pero estos no cuentan. Para algo son el mejor equipo de la historia, porque lo son y de eso no hay duda. No me hace falta haber visto a la Brasil de Pelé, a la Naranja Mecánica o al Milán de Sacchi para afirmar que el juego que realiza este Barça es superior al de cualquier equipo que se haya plantado en un terreno de juego. Y como es propio de tal superioridad, la actitud no es la más adecuada. Todos en el Barça son precavidos, pero a la vuelta de Alicante se comentaba, con tono irónico, que les habían ganado el goal average particular al Hércules. Innecesario a mi modo de ver.
Pero volvamos al Madrid. En verano se echó a Pellegrini. Los que me conocen saben que no me gustó la decisión, y tampoco la contratación de Mourinho. Por lo que habéis podido leer desde que se creó este blog, defiendo a muerte al luso, pero no es del todo cierto. Lo que yo defiendo es el proyecto a largo plazo. Me daba igual si era con Pellegrini, Mourinho o Preciado, pero quería un proyecto que desarrollase una idea, un estilo de fútbol durante unos años. Desde la salida de Vicente del Bosque el Madrid se ha cargado a todos los entrenadores que han pasado por su banquillo. Y es que ha tenido que llegar Mourinho, con su carácter tan especial, para que la presión en torno al entrenador disminuyera. Por eso, ahora que ya sabemos que el Madrid no va a ganar la Liga hay que seguir creyendo en este proyecto que es lo que se ha hecho al contratar a Adebayor. Es decir, le han dado al entrenador lo que quería para que la cosa no se volviese a liar. Pero repito: eso solo pasa con el luso.

Así, el Madrid debe centrarse en las Copas. Este miércoles tiene que rematar la del Rey para poder enfrentarse al Barça en la final. Dicen que a un partido igual suena la flauta... Y en Champions más de lo mismo. Sin embargo, esto no quiere decir que se abandone la Liga. Hay que seguir ganando y es que equipos como Villarreal o Valencia van a apretar, seguro. 

Por cierto, Torres se va al Chelsea. En próximos posts analizaremos a este jugador y la repercusión alrededor de todo lo que hace. Así con todo, me gustaría felicitar a los blaugranas porque tras la consecución de esta Liga, ya solo están a 10 del Madrid.

Por fin pinta bien la cosa

El Estu va para arriba, se lo empieza a creer y, sobretodo, jugadores que deben ser clave están encontrando su sitio. Falta Pancho, el alma del equipo, y aun así el Estu ha sido capaz de llevarse dos victorias importantísimas, una en Turquía y otra ayer, en el Palacio. Igual es el argentino el que sobra (ni se me pasa por la cabeza esta idea. La he escrito, sí,  pero no era yo el que tecleaba). 

Llegaba ayer un Blancos de Rueda a Madrid en tercera posición, por delante del Caja Laboral ni más ni menos, y con una racha de 6 victorias consecutivas. Y parece ser que los equipos así le ponen a los colegiales. Se le ha ganado al Barça, al Caja Laboral, a Unicaja y al Power en sus casas y ayer se derrotó al Valladolid. Es como si cuando juegan ante los grandes, los jugadores pusieran un puntito más. Y eso no es del todo positivo, porque luego vienen bajones como el de Granada o Manresa.
Pero el Estu se lo está creyendo. El ejemplo más claro es el de Asselin. El americano con pasaporte dominicano ha pasado de quedarse sin ficha a ser un jugador clave, que es lo que se le pedía. No anota demasiado, pero tiene una presencia en la pintura que ayuda enormemente al equipo. Otro de los que está creciendo es Welsch. El checo empieza a anotar. Tampoco demasiado, pero sí más que antes. Y luego está Blanch, quien parece empezar a contar con la confianza de Casimiro. Estaba claro, y es que peor que Ellis no iba a jugar. El catalán, por lo menos, las enchufa de tres.

Así, el equipo colegial se ha quedado fuera de la Copa y el ascenso acecha de cerca, pero parece que el 12º puesto se le queda pequeño. Aún así, da la sensación de que se están poniendo más intereses en juego en Europa que en la liga. Desde luego, el equipo juega mejor y nadie se va a quejar si el papel es la Eurocup es mejor del esperada. Una Final Four no estaría nada mal, aunque todavía es muy pronto. El martes tiene que viajar a Italia. Si se gana, media clasificación estará en el bolsillo.

P.D. Ayer el Palacio presentaba buena entrada. Bien es verdad que era el Día del Estu y se regalaban entradas. Aún así, parece que el pabellón de Goya gusta más que el de Carabanchel. Solo lo digo. 

Fútbol injusto

Llevaba mucho tiempo queriendo hacer este post. Desde el gol de Lampard a Alemania en el Mundial, cuando todavía no existía este blog, tengo la idea de escribirlo, y aquí está. 

Ayer en el Sánchez Pizjuán sucedió una jugada que dará que hablar durante semanas. Se trata de un gol fantasma que perfectamente se podría resolver con un ojo de halcón o con una cámara en el larguero. Pero no. Debe ser que a los máximos dirigentes del fútbol mundial, y principalmente europeo, les gusta la injusticia, la polémica y, prefieren que ocurran jugadas como la de ayer a que su deporte, el fútbol, sea un deporte limpio.

Tras ver y volver a ver en innumerables ocasiones la jugada, las fotos del balón sobre la línea o el informativo de Deportes Cuatro cortando el balón a través de un estudio matemático llego a la conclusión de que, con lo que hay, es imposible saber si es gol o no. Los del Sevilla dicen que sí. Los del Madrid que no. Pero, ¿qué dice el reglamento? Pues que si no hay certeza de lo ocurrido, se debe seguir con el juego y eso es, ni más ni menos, lo que hizo Fermín el del Banderín. Como era imposible que viera si la pelota traspasaba la línea por completo, o por contra, si Albiol la sacaba cuando ésta aún estaba sobre la línea consideró que lo más oportuno era seguir jugando.
Nada de esto sucedería si la tecnología formara parte del fútbol. La postura en contra de los nuevos medios argumenta que le quita espectáculo al fútbol. En cambio, para ellos, es mucho mejor poner a un 6º árbitro en la línea de fondo para ver lo mismo que los otros cinco árbitros, es decir, nada; pagarle alrededor de 3.000€ por partido; y llevarse la UEFA la comisión correspondiente respecto a la FIFA por el pago a dos árbitros más en cada partido. La jugada de Platini es maestra para él, pero no para el fútbol. 

Así, el deporte mayoritario en el planeta Tierra, el más seguido en todo el mundo y el que más gente practica está a años luz de deportes como el baloncesto o el tenis por el simple hecho de que sus dirigentes no quieren evolucionar. La tecnología forma parte de nuestras vidas, hay que aceptarlo, y como tal, debe introducirse en el fútbol. No tiene nada de malo que Undiano hubiera parado el partido ayer durante un minuto para ver por un monitor si la pelota entra o no. Y por supuesto, no influye para nada en el juego la instalación de cámaras fijas en ángulos estratégicos para poder tomar las decisiones correctas en cada jugada. Pero, como en casi todo, el Sr. Platini tiene unos intereses muy distintos a los del fútbol en general y, viendo sus declaraciones, no habrá tecnología en el fútbol europeo y, probablemente mundial, hasta que su nombre desaparezca del mapa.

Por otro lado, me gustaría comentar la actitud de la afición sevillista ayer. El Madrid, representado por su capitán y por su Director General dijo ayer que es una de las mejores aficiones de España y que no se tiene que generalizar por el botellazo al portero del Madrid. Yo sí lo voy a hacer. Y el problema es que la cosa no queda en el botellazo. Del Nido ha calentado la eliminatoria desde que se conocieron los cruces con un vídeo provocativo cuanto menos de por medio, Manzano más de lo mismo, y la afición que ayer llenaba las gradas siguió su tónica habitual. Me parece inconcebible que una afición cante eso de "Písalo, písalo" cuando un rival está en el suelo. Pero mucho más inconcebible me parece que lo haga esta afición que ha vivido en sus propias carnes la muerte de un futbolista suyo. Pero viniendo de la parroquia sevillista, no es nada nuevo. 
Y, por último, comentar el gesto de los dos recogepelotas que define a la perfección la filosofía del club de Nervión. Eso de salir corriendo a recoger las botellas, en lugar de preocuparse por el estado físico del portero que les ha hecho campeones del mundo es lamentable. Pero es lo que les enseñan desde arriba, y los chavales solo siguen, repito, la filosofía del club.

Tostón al merengue

Poco tengo que decir tras una semana de inactividad más que la no mejor liga del mundo se ha acabado. Muchos quieren pensar que no, pero se trata sólo de los más ingenuos. Y es que para llegar a esta simple conclusión solo hay que ver las dos últimas jornadas de Liga: el Barcelona, actual líder con cuatro puntos de diferencia, goleando y jugando igual de bien que siempre; el Madrid, segundo a cuatro puntos del primero, jugando mal, pero mal, y siendo únicamente capaz de empatar en Almería y ganar por la mínima al Mallorca. Y gracias. Gracias a que Benzema viera a Granero venir y se la pusiera en bandeja para empatar y gracias a que Nsue no la quiso meter con empate a cero. Si no, ni los mas ingenuos se atreverían a pronosticar que la Liga no está acabada.

El Madrid se sigue quejando de los árbitros y eso, generalmente, es síntoma de que algo no va bien. Que se quejen con razón o no es distinto, pero lo preocupante es que se quejen. Si se hubiera ganado en Almería nadie se acordaría de los tres penaltis no pitados en la segunda parte (dos de ellos clarísimos a mi entender), pero no se ganó. Y lo fácil es acordarse del árbitro. 

Sin embargo, el juego desplegado por el cuadro blanco en estas dos últimas jornadas es cuanto menos paupérrimo. En Almería se jugó mal mal y contra el Mallorca, peor aún. Los jugadores, principalmente Di María, están fundidos, nada raro viendo el número de minutos que llevan en las piernas. Y eso se nota en el juego. 

Aún así, no acabo de entender por qué Mou sigue sin confiar en el banquillo, en los Pedro León, Canales o Granero, al que sí está dando más minutos últimamente, y sí confía en Kaká, hasta ahora, el mayor timo a nivel precio-calidad que se ha dado en la historia del fútbol, cuando este acaba de salir de una lesión de seis meses. Pero Mou sabrá, para eso es el mejor entrenador del mundo según el Balón de Oro.

Otra de las cosas de las que se acuerda el madridismo es de Benzema. El actual 9 del Madrid está cada vez más cuestionado, a pesar de que ha sido pieza clave para sacar los últimos cuatro puntos, con una asistencia que vale uno y con un gol que equivale a tres. El madridismo se acuerda de él hasta el punto de que el domingo pasado la parroquia merengue coreó el nombre de Van Nistelrooy. El holandés se aleja y suenan Adebayor y Klose. Por el bien del Madrid que no venga el togolés, conflictivo hasta reventar. No creo que lo quiera Mourinho conociendo el historial del africano. Por lo que, el alemán cobra mucha fuerza. No puede jugar Champions, pero no importa. Lo del fichaje de un 9 es solo para lograr la paz social y callar a Mourinho. Es una solución de urgencia, por lo que probablemente no saldrá bien. Para mí es el favorito porque a Mou le gusta, es el tipo de 9 que elogia, y porque el Bayern necesita vender. Van Bommel ya se ha ido al Milán y Klose parece ser el siguiente.
Pero volviendo al tema del campeonato liguero. ¿Alguien cree que el Madrid va a ganarlo todo, incluido el partido del Bernabéu frente al Barça? Yo no. Y es que, viendo como están los culés, que no parece que vayan a perder ni un partido, el Madrid está obligado a ganar en Villarreal, en el Pizjuán, en Mestalla o en Cornella. Tarea ardua. Pero el problema no es ese. El problema reside en que para que el Madrid se alce con el título liguero el Barcelona debe perder otro partido a parte del del Bernabéu, y no parece que vaya a ocurrir. Así que, con todo el respeto a todos esos equipos cuyo objetivo no es la Liga y para los cuales el campeonato continúa, la emoción de la Liga se ha acabado. Y voy más allá: me atrevo, sin arriesgar, a recomendaros la Premier, campeonato en el que casi seguro que hasta la última jornada no se sabrá la posición exacta de los tres primeros clasificados.

Adiós al 2006

El 2006, año en el que el Sevilla fue proclamado mejor equipo del mundo por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS) se ha terminado. Desde ese año en el que el conjunto sevillista tocó el cielo en Glasgow, todo ha ido cuesta abajo. Ya no se ficha bien y, por consiguiente, no se vende correctamente. Pero el mayor problema de este Sevilla es que ya no gana.

Todo quedó ejemplificado ayer en el Sánchez Pizjuán. El Espanyol jugó mucho mejor que el equipo de Goyo Manzano, lo que quedó reflejado en el marcador. Si no hubiera sido por el postrero golazo de Negredo, el resultado final habría sido un doloroso 0-2. Y es que el Espanyol recuerda a ese Sevilla del 2006. Un equipo que trataba bien la pelota, que jugaba al ataque y cuya defensa era infranqueable.
Pero lo que diferencia a ese equipo ganador, del que hoy ocupa la décima posición de la tabla es su estatus.  Desde que se ganó la Copa de la Uefa y la Copa del Rey y, sobre todo, desde que Del Nido se tiró un año recordando a toda España que su club era el mejor equipo del mundo, el Sevilla ha sido considerado como tal, como un grande. Y parece ser que eso no beneficia al equipo hispalense. Siendo un club menor, el Sevilla fichaba jugadores desconocidos a bajo precio que demostraban ser enormemente rentables para luego venderlos por millonadas. Era un bucle dirigido por Monchi que salía a la perfección. Pero este año ya no. El verano pasado no se quiso vender a Luis Fabiano, y eso es síntoma de equipo grande. Si se hubieran ingresado los 20-25 millones que Milán o Marsella ofrecían por el brasileño, se habría continuado con la política de fichar barato para vender caro. Pero no, el Sevilla se lo ha quedado, y se ha equivocado. La plaza de delantero centro estaría perfectamente cubierta con Negredo, y ese dinero se podría haber utilizado para apuntalar la plantilla. Sin embargo, el Sevilla se creció y se negó a vender.

Otro de los aspectos que diferencian a ese Sevilla ganador del de este año es el entrenador. Antes se recurría a gente de la casa, con poco nivel de banquillo pero con mucho fútbol en la cabeza. Eso hacía grupo y se notaba luego en el campo. Ahora se fichan entrenadores contrastados los cuales llevan años haciendo grandes temporadas en sus clubes. Desconocen la filosofía del Sevilla y no son capaces de adaptarse a ella.
Por todos estos síntomas me atrevo a afirmar que el Sevilla se equivoca al considerarse un grande. Su afición se ha acostumbrado a ganar, y eso tampoco es bueno. Con lo bien que le iba siendo un equipo bueno pero menor, de sorpresas, sin presión y con mucho fútbol. Ahora es un equipo presionado, obligado a ganar. Y hasta Del Nido lo ha reconocido en unas declaraciones recientes. El máximo mandatario de la entidad sevillista admitía haber creado un monstruo tan grande que no eran capaces de controlar. El Sevilla, ese año 2006, principalmente en Glasgow, nos hizo felices a todos los españoles. Ahora, es un equipo odiado en muchos campos y cuya racha triunfadora pende de un hilo. Por eso, Del Nido, que ha demostrado ser un gran dirigente, debería encauzar la dirección de su club y llevarlo al camino que tenía antes, ese en el que Monchi era fundamental y en el que jugadores desconocidos veían al club como una gran oportunidad para demostrar su valía.

Derbi madrileño con ritmo de Premier

Ayer se jugó todo un partidazo en el Bernabéu. Tanto el Madrid como el Atleti sacaron lo mejor que tenían al césped para brindarnos un partido de ritmo frenético con ocasiones de gol en cada jugada. No creo que nadie que viera ayer el partido se aburriera. Es imposible. Y mucha culpa de esto la tiene Mateu Lahoz. El árbitro valenciano permitió un juego de contacto que no muchas veces vemos en este país. El hecho de que dejara jugar tanto propició que el partido adquiriera un ritmo rápido, el cual beneficia a jugones como Ozil o Agüero. Sublime el partido del alemán ayer.

Es evidente que cuando se disputa un partido así en España, como no estamos acostumbrados, el que pierde se queja. Y es perfectamente legítimo que lo haga ya que están acostumbrados a que con el mínimo contacto se pite falta. Pero es mejor así, amigos colchoneros. Los árbitros de la Premier pitan de esta forma y es por eso por lo que el fútbol británico es más atractivo que el nuestro. De hecho, cuando un jugador español llega a las islas es rápidamente calificado de blando, porque está acostumbrado a tirarse en cuanto siente el contacto, pero eso allí no se sanciona. De hecho, cualquiera puede saber cómo es el arbitraje británico gracias a la final del Mundial. Webb lo siguió a la perfección, aunque llevado al extremo.
Mateu se equivocó. El gol del Atleti es fuera de juego y Ramos se apoya en su defensor cuando marca el empate. Sin embargo, el segundo gol ya es más discutido. Siguiendo la tónica que llevaba a lo largo de todo el partido, el colegiado Lahoz no sanciona la falta de Marcelo al Kun. Hay contacto, sí, pero no el suficiente como para señalar falta, teniendo en cuenta el listón que puso Mateu ayer. El problema es que el Kun, que podía seguir la jugada, se va al suelo al sentir la rodilla de Marcelo en su bíceps. Sería falta si el colegiado hubiera sido cualquier otro, pero para Mateu no la hubo. Sin embargo, sí se equivoca en el agarrón de Alonso a Reyes que debía haber sido falta y amarilla. Aún así, a los madridistas les queda otro agarrón en el área de "Ujfa" a Khedira. Ayer, los rojiblancos argumentaban que de esos hay miles en cada córner. Que cada uno saque sus conclusiones. Y sí, lo de Ronaldo es expulsión. No hace falta comentar la jugada más ya que al portugués se le "pira" y se cruza con Ujfalusi. Como decían en la barra del bar los colchoneros, si la entrada es al revés el checo no juega hasta 2015.

El Atleti aguantó todo lo que pudo hasta que decidió inmolarse, principalmente gracias a un gran De Gea, que parece ser sabedor de que Ferguson los Hércules-Atleti no los ve, pero que los derbis madrileños sí. En mi opinión, eliminatoria cerrada, aunque ojalá me equivoque. Sin embargo, me resulta muy difícil prever que el Atleti sea capaz de marcar dos goles al Madrid, y que este no lo haga. Ese tercer gol mató el cruce y, qué pena, porque si hubiera acabado 2-1, el partido de vuelta habría sido igual de trepidante que este, o más.
Así con todo, reclamo muchos más arbitrajes de este tipo en la Liga. Aumentan el ritmo del partido, propician un mayor número de ocasiones y, por consiguiente, aumentan el espectáculo. Para que no haya quejas, todos deberían pitar así. Si no, cuando a la semana siguiente de haberte tocado un árbitro con el pito suelto te toca uno que no señala nada, las quejas y reclamaciones son perfectamente legítimas.

Balon d'indignation (2ª parte)

Hace cosa de un mes publiqué la primera parte sobre el galardón del Balón de Oro 2010. En ella me quejaba sobre la ausencia de Sneijder entre los tres primeros clasificados y resaltaba el hecho de que Messi no merecía estar ahí. Pues bien, como todos sabéis, fue el argentino el que se llevó ayer este trofeo.

¿Merecidamente? No, porque si solo se premia al bueno que mete goles, que le den ya el Balón de Oro 2011 a Ronaldo. Messi jugó de lujo, sí, pero sólo ganó una liga. Además, demostró con Argentina que su fútbol, sin Xavi e Iniesta al lado, no es nada. Por eso, creo que ayer se premió el gol por encima del fútbol.

Aún así hay varios puntos a destacar sobre la gala de ayer. El primero de ellos es que Mou se llevó, merecidamente, el galardón al mejor entrenador. Y digo merecidamente porque ganó un triplete conseguido a lo largo de 7 meses de trabajo. Guardiola es un genio del fútbol y ha innovado como nadie, pero sólo ganó la liga y Del Bosque, que ganó un Mundial, se lo podía haber llevado pero, ese trofeo, desde el punto de vista de un entrenador, supone únicamente un mes de trabajo.

El segundo punto curioso fue la reacción de Messi cuando Pep pronunció su nombre. No saludó a sus compañeros, y se fue directo a por el premio sacando la lengua. Un gesto más sobre su caballerosidad. Además, cuando le tocó el turno de hablar, tampoco se acordó de Xavi e Iniesta. Bien es cierto que luego, en el avión, sí les agradeció su compañerismo, pero eso fue luego, cuando ya tuvo tiempo de que alguien le corrigiera y le diera pie a que quedara bien. El argentino probablemente será uno de los mejores de la historia, si no lo es ya, pero como persona y compañero, deja mucho que desear.
Pero vamos al lío. La FIFA ha vuelto a demostrar que su organización es un mamoneo. No comenté lo de la elección de Qatar como sede del Mundial 2022 porque no le quise dar importancia, pero lo de ayer supera cualquier tipo de límite. Evidentemente, Iniesta o Xavi no venden lo que Messi. Además, Messi es conocido en todo el mundo. Está en todos los telediarios de este país, todos los días, y así sucederá en el mundo entero, por lo que la FIFA considera que es mejor valuarte para representar el fútbol mundial. "Mejor premiar la publicidad que el fútbol" parece ser la política del máximo organismo en el mundo del fútbol y la seguirá siendo hasta que Blatter no se vaya. Al suizo le gusta demasiado el dinero, y el resto, lo que viene siendo el fútbol, le da un poco igual. Además, cuando habla de cualquier otra cosa que no es dinero, la pifia. Solo hay que recordar sus declaraciones sobre los homosexuales. Aquí os las dejo.

A España se nos ningunea con demasiada facilidad. Supongo que habrá que pedir responsabilidades al máximo dirigente del fútbol español, lo que pasa es que a ese poco le debe importar lo de ayer siempre y cuando se llevara su comisión. Se han vuelto a reír de nosotros (y digo vuelto porque lo del año 2001 con Raúl fue el primer escándalo) y nosotros lo permitimos. Evidentemente, es imposible que los medios de comunicación boicoteen este premio. Sin embargo, nosotros, los espectadores, podemos hacerlo y yo os invito a ello.
Por último me gustaría destacar el hecho de que considerando la vieja forma de votar, el ganador habría sido Wesley Sneijder con Iniesta segundo y Xavi tercero. ¿Y Messi? Pues fuera del podio. Lo que pasa es que antes votaban los periodistas, los entendidos del fútbol, y ahora, quien vota, que son los seleccionadores y capitanes de la selecciones, lo hacen para la FIFA. Y no me sorprendería si más de un voto hubiera sido comprado. Ahí os dejo la reflexión.

Sin embargo, a pesar de todo lo que sucedió ayer y de que la FIFA se volviera a reír de España, hay una cosa que Blatter no nos puede quitar. Y esa cosa no es otra mas que ese Mundial que tantas alegrías nos ha dado. El Balón de Oro es secundario, sin embargo, ese Mundial estará en nuestras retinas por siempre.

Valero superstar

Borja Valero, ese chaval salido, como tantos otros, de la cantera del Madrid, y que actualmente está triunfando en las filas del Villarreal. Ese timón del que tiran los de Castellón para sacar la pelota. Ese referente que es la extensión de Garrido en el campo. Y ese jugador que ayer hizo un partidazo en el Bernabéu, dejando boquiabiertos a la parroquia que nunca le vio con los colores que le corresponden.

Valero es un tío sencillo como ha demostrado en la charla de marca.com que os dejo aquí. En ella toca varios puntos clave que me gustaría resaltar. El primero es que se fue del Madrid porque el club más laureado de la historia no le hizo caso, se olvidó de él y le dejó ir. Una vez más, un fallo tremendo desde la dirección técnica del Bernabéu ya que, seguramente, pocos madridistas estarían disgustados viendo a Xabi Alonso acompañado de Valero como doble pivote. El segundo punto a destacar es la selección. Ya fue con Del Bosque el año pasado, y este, parece que se lo merece aún más. Sería el recambio perfecto para cuando Xavi ya no esté a su nivel. Bien es verdad que está a años luz del de Terrasa, pero recuerda mucho a su forma de jugar.
Yo tuve la suerte de ver a este jugador cuando, siendo juvenil, militaba en el Real Madrid. Lo vi en el Cerro del Espino, en un derbi contra el Atlético, y el chaval dio un recital. El Madrid ganó por 0-3 y yo salí de allí maravillado por ese número 10. Tanto, que pregunté por su nombre. Me dijeron que se llamaba Valero, y me lo guardé para el futuro. Por cierto, dos de los goles del Madrid aquel día los metió un tal Balboa, ahora en el Benfica. También pregunté cómo se llamaba, curiosamente, a su padre, que celebraba los goles de su hijo como si fueran los primeros de su carrera. 

Ya en el 2007 me volví a cruzar con Borja, momento en el que la calva salía a relucir. En aquella ocasión fue en el aeropuerto del Prat de Barcelona junto a su representante y otro caballero. Me acerqué, le pedí un autógrafo, le recordé su partido en el Cerro del Espino y le rogué que no fichara por el Barcelona. Me tranquilizó diciéndome que jamás se iría al Barça (no dice lo mismo en la entrevista de marca.com) y una semana después, fichó por el Mallorca. Desde estos dos encuentros, le tengo un cariño especial y ahora, que está demostrando su calidad, me está dando la razón cuando afirmé en su momento que era válido para el Madrid.
Por ejemplo, la esta demostrando, como ayer, ante 80.000 personas. La primera parte del Villarreal fue sublime. Le dio un baño de fútbol al Madrid que le dejó atontado (a todos, menos a Cristiano). Y todo, gracias al control y la pausa de Valero. El Villarreal jugó cuando y como quiso Borja. Bien es verdad que el madrileño está bien custodiado por los Cazorla, Rossi o Bruno, quien sorprendió a todos cuando fue llamado por Del Bosque para ir a la selección, pero que está demostrando porqué se mereció ese convocatoria. Valero disfruta con el balón, y ayer lo tuvo durante los primeros 45 minutos de partido, lo que dio pie a que el Villarreal bailara al Madrid. 

Así con todo, espero que este gran jugador siga creciendo con el Submarino y que, si Del Bosque lo considera oportuno, nos ayude a todos a mantener nuestra corona en el fútbol mundial.

Este 2011 viene loco

¡Cómo ha empezado el año! En estos cinco primeros días de 2011, pero mucho más ayer, se han dado una serie de noticias que han puesto el mundo del deporte patas arriba.

La primera de todas es la de que Lama se va, por fin, a la Cope con su gente, y deja un Carrusel Deportivo pobre y aburrido. Hace cosa de un mes tuve la oportunidad de ir a una charla-coloquio con Tomás Guasch, Paco González, Larrañaga y Alcalá. Todos ellos habían dejado la Ser para marcharse a la Cope meses atrás. Justificaron su salida transmitiendo un mensaje de amistad y unión de grupo. Vinieron a decir que no les importa dónde o en qué cadena con tales ideales trabajar, que lo que es más importante para ellos es estar juntos, como lo llevan haciendo los últimos 18 años, y disfrutar haciendo radio. Y el nombre de Lama apareció en repetidas ocasiones, manifestando, principalmente Paco, que era casi seguro que iba a acabar con ellos tarde o temprano en Tiempo de juego. Así ha sido y ahora, por fin, los seguidores del mítico Carrusel Deportivo (que no el de ahora) podrán disfrutar del equipo al completo.

La segunda noticia del día de ayer era el anuncio de que Higuaín por fin se iba a operar. Tras un mes de espera y de quejas de Mourinho, parece que el argentino pasará por quirófano. Dicen que en dos meses está, pero que se lo digan a Cazorla. El de Villarreal le dio ánimos ayer para la recuperación, pero me da a mí que el Madrid se va a quedar un buen tiempo sin su nueve de referencia. Además, como consecuencia de esta noticia apareció otra sorprendente cuanto menos. Lass estuvo ayer en el Bernabéu y nadie sabe para qué. Al francés le quedan más de dos años de contrato, y no parece que fuera a las oficinas del Bernabéu para renovar. 
En relación a las renovaciones, menudo palo se llevaron ayer los atléticos tras la noticia de la renovación del Kun. En un primer momento esta puede parecer positiva, pero nada más lejos de la realidad. Otra vez, y digo otra porque ya van incontables, la  directiva del club rojiblanco se la lía a sus aficionados. En esta ocasión, le han bajado la cláusula de rescisión a Agüero, por si se quiere ir, que lo tenga más fácil. Así, parece que este será el último año del Kun en la rivera del Manzanares.

Ayer se anunció también un fichaje, que conmovió el mundo del baloncesto. Esteban Batista (el amigo de las fregonas) se va al Caja Laboral. Yo, desde luego, no me lo esperaba en absoluto. Al uruguayo se le veía contentísimo entre tanta "verdulera" y, este año, había conseguido lo que no había logrado hasta entonces, meter a su Fuenla en Copa. El equipo iba de lujo y parecía que las aspiraciones de los de Maldonado estaban bien altas. Sin embargo, la pela es la pela, y el Caja Laboral ha puesto la pasta. Con motivo de este fichaje (cifrado en 850.000€) me surge la duda de si el Real Madrid no tiene fondos para abordar este fichaje ya que, con escaso juego interior en los últimos años (los Lavrinovic, Papadopoulos y demás tropa no cuajaban) y con Batista triunfando en Fuenlabrada, este fichaje se podría haber realizado unos cuantos años antes, evitando de este modo el fiasco de tanto pívot e impidiendo que el jugador recale en un rival directo como ha acabado sucediendo. Parece que en Vitoria saben lo que se hace, y más con los pívots, ya que de ellos han salido los Scola, Splitter y ahora Barac o Batista.
Por último, Alejandro Menéndez, entrenador del Castilla, ha sido destituido. Ya era hora, por cierto, porque el Castilla no juega un pepino. Dicen que el Madrid no tira de cantera, pero es que ahora mismo, no hay cantera. El Castilla da pena y no parece que ninguno de los jugadores pueda llegar a la élite. La destitución del cuerpo técnico era inminente, sin embargo hay dudas por lo que se pueda apostar ahora. Aún así, me sé más de uno que el domingo en el Bernabéu celebrará esta destitución con su camarilla de abonados.

P.D. Esta noche vienen los Reyes, y me da a mí que muchos han pedido una eliminación del Barça en Copa. A ver quien deciden los Reyes que ha sido bueno este último año.

powered by Blogger | WordPress by Newwpthemes | Converted by BloggerTheme