Estudiantes, gracias


Gracias equipo por hacernos disfrutar. Gracias afición por ser la mejor de España. Gracias Oliver por tu liderazgo. Gracias Jayson por tus asistencias. Gracias Jaime por tu desparpajo. Gracias Sergio por tus triples. Gracias Blanch por tus minutos. Gracias Ellis por tu defensa. Gracias Pancho por ser Pancho. Gracias Welsch, pero no vuelvas. Gracias Nik por ser nuestro MVP. Gracias Germán por tus postes bajos. Gracias Clark por tus triples. Gracias Asselin por tus tiritos desde 5 metros.

Estoy orgulloso de formar parte de un club como el Estu. Ayer se demostró una vez más que la Demencia es increíble y aunque el equipo lo dio todo, Cedevita fue mejor. Por haber luchado hasta el final, tanto equipo como afición: Estudiantes, ¡¡gracias!!

Cariño, te aviso, ¿nos vamos a Treviso?


Mañana es el día. Mañana es el momento. Mañana es el partido. Pero sobre todo, mañana es la victoria.
El Estu mañana puede volver a hacer historia. Tras la Final Four de 1992, el subcampeonato de la Copa Korac en 1999 o la Final Four de la FIBA Cup en 2007, este puede ser el cuarto momento más importante a nivel continental de la historia del Estudiantes. Por todo eso, tanto equipo como afición deben responder.
Diferentes campañas se están llevando a cabo para llenar Vistalegre. Desde entradas a 3€ hasta intentar conseguir que el tema #estu30m sea uno de los más hablados en Twitter. Y todo para que el pabellón sea un auténtico infierno al más puro estilo griego o turco. Se puede conseguir, y más tratándose de un club como el Estu, con el seguimiento social que tiene detrás.

Dando por sentado que Vistalegre se va a llenar, que la Demencia tiene hecho un tifo enorme de 20x15 metros, que las banderas volverán a volar en el fondo D del pabellón, y que “todo el Palacio tiene que animar” y va a animar, el Cedevita se tiene que acojonar. Esas muñecas que acribillaron a triples a los colegiales en la ida deben estar agarrotadas en cada tiro, los croatas no deben entrar nunca en el partido y deben irse de Madrid con el rabo entre las piernas.

Estudiantes, por historia, equipo y afición debe ganar por más de nueve. E insisto en la idea: no solo debe, si no que lo va a hacer. El Estu mañana será uno de los participantes en la Final Four de Treviso, y podrá cantar, sin la incertidumbre con la que lo está cantando estos días, eso de “Cariño, te aviso, nos vamos a Treviso”.
Ahora, y solo ahora, es la hora. La previa está siendo interminable y es que desde que se terminó el partido frente al CAI, partidazo, por cierto, todo el que rodea al Estu solo piensa en el 30-M. Hasta Caner-Medley, de nuevo nombrado MVP del mes en la ACB, ha dicho que necesitan a la afición. Por eso, mañana más que nunca, todos a Vistalegre a apoyar al Estu. Porque mañana, ya lo veréis, dejaremos de pensar en el 30-M para tener en mente solo el 16-A, #rumboaTreviso y con las pilas cargadas para que, aunque ahora digan que no, jugar el año que viene la Euroliga ¡Vamos Estu!

Vallecas es de Primera


Ayer tuve la suerte de asistir por primera vez al Teresa Rivero para presenciar el mejor duelo de Segunda División entre el Rayo y el Betis. El partido no dio para mucho, decepcionando en su fútbol pero cumpliendo con los altos niveles de tensión que se esperaban antes del pitido inicial. El partido se lo llevó el Rayo con un solitario gol de Piti, y es que solo una jugada aislada podía darle los tres puntos a cualquiera de los dos equipos.
Pero insisto en que el partido fue lo de menos. Vallecas al completo estaba pendiente del encuentro, y eso se demostró en el estadio. Lleno absoluto con un ambiente de Primera. Nunca antes había presenciado un estadio así, con todo el mundo cantando al unísono y apoyando al equipo. Algo se le asemeja el Calderón, pero no es la misma sensación. Ni que decir que el Bernabeu se queda a años luz de este ambiente. En el coliseo blanco, en cuento te levantas, un caballero repeinado fumador de puros te recrimina ipso facto que no ve. La respuesta podría ser algo así como: “Señor, coño, que nos están robando, déjeme por lo menos chillar un poco”. Pues no, no te dejan levantarte. Pero ayer Vallecas se levantaba al unísono. Los 15.000 tíos que llenábamos las gradas nos levantábamos porque sí, sin importar el de atrás. Si no ve, que se levante él también. Es así de fácil.

La histeria llegó con el gol, la gente se volvía a ver en Primera y por eso se celebró como tal. Al grito de “El Rayo es de Primera” la grada consiguió mantener a raya a los béticos y creer en que el ascenso está al alcance de la mano. Pero la atmósfera de fiesta cambió en el minuto 15 de ambas partes. En ese momento, la grada entera, insisto, los 15.000 tíos, sacaron unas cartulinas rojas en dirección al palco. El “Teresa vete ya” resonó en un Vallecas crispado por la situación institucional de su equipo. La gente no está de a cuerdo con cómo se está llevando a cabo el final del mandato de los Ruiz Mateos. Bien es verdad que estos le han dado mucho al Rayo, de hecho, todo lo que tiene ahora. Sin embargo, llevan razón al reclamarles su marcha. Siempre es importantes saber cuándo retirarse, y si no, que se lo digan a Armstrong o a “Schumi”. La gente quiere que sus jugadores estén a gusto, y para eso tienen que cobrar. Hay dos rumores: uno que dice que ya lo ha comprado Abramovich y otro que dice que ha venido un multimillonario y lo ha comprado. La presidenta ha dicho que en tres semanas se resolverá la situación. Lo de Abramovich suena a coña vallecana, pero da igual quien venga mientras que ponga pasta.
A pesar de todo, el Rayo sigue ganando, sigue mereciéndose ser de Primera y sigue teniendo una afición que acompañará a su equipo hasta donde haga falta. Vallecas me pareció ser una gran familia unida en torno a un gran equipo. Si me lo permitís, Vallecas es una Demencia a lo grande, una Demencia futbolística con mucha más repercusión social, una Demencia unida que lucha por su equipo de fútbol. Vallecas fue una fiesta, y estoy seguro que aún le queda una más: la del ascenso. Dicho esto, solo espero que el duelo de ayer se repita el año que viene en Primera. Será buen síntoma. 

Gracias Pep

Comienzo el post con la noticia de que CR9 está lesionado y con el debate de si el Madrid juega mejor o peor con el portugués. No tengo la respuesta a esa pregunta, pero sí creo que el hecho de que el portugués esté o deje de estar en el once no influye tanto al rendimiento de su equipo. Las piezas claves de este Real Madrid son otras y, aunque el portugués es una pieza fundamental en los esquemas de Mourinho, jugadores como Özil, Marcelo o Benzemá son los que están sacando las castañas del fuego en el momento cumbre de la temporada.

Lo de Marcelo es digno de estudio. Llegó al Real Madrid y nadie lo quería. Se decía que no defendía y que no era válido para un club tan grande como lo es el Madrid, sin embargo, y aunque Marcelo sigue sin defender, ha conseguido cambiar la opinión de todo el madridismo. El brasileño es el desatascador blanco, el cuchillo que acaba con las defensas rivales, un peligro constante que llega desde atrás sin que se le espere. Su presencia en el ataque blanco es descomunal y cuando no está él el Madrid se resiente muchísimo en ataque. Menuda rotura de cintura que le hizo ayer a Mario Suárez en el segundo gol del Madrid. Antes, Benzemá, el otro pilar blanco de este último tramo de temporada, definió como lo hacía el gran Ronaldo ante un De Gea que vio muy de cerca quien sigue siendo el rey en la portería española. Benzená o Benzemalo, como le apodaban a principios de año, ha sabido darle la vuelta a su situación en el club de Chamartín y convertirse en el jugador letal que se le exigía ser. El galo, sin Higuaín, ha cogido confianza y tras traerse a su familia a Madrid ha conseguido adaptarse a la ciudad, a sus compañeros y al club blanco y, por consiguiente, volver a ser el grandísimo futbolista que era cuando militaba en el Lyon. Benzemá promete y si no, al tiempo.

El Madrid hizo ayer lo mínimo para ganar al Atleti (como casi siempre, por otro lado), pero Mourinho demostró una vez más que es el mejor entrenador del mundo. Lección magistral de planteamiento frente a un Atlético fresco que había tenido toda la semana para preparar el partido. El luso lo justificó al final del partido diciendo que "a un partido menos de descanso, un mediocentro más". A mi juicio, este es el sistema que le gusta a Mou, pero el que no le gusta es Lass, por eso, llegará Javi Martínez en verano. Xabi Alonso suelto, libre y deseoso de balón con dos todoterrenos a su lado. Lo de Khedira ayer fue también un escándalo. Qué recorrido tiene este jugador, qué zancada, qué llegada y qué recuperación. Puede ser cierto eso de que tiene poco fútbol, pero no le hace falta tenerlo ya que lo compensa con una lucha y una entrega descomunales. Gran asistencia por cierto en el primer gol.
Y por último, gracias Pep. Gracias por no haber fichado a Mesut Özil en verano. Y no lo digo porque de esta forma juega en el Madrid, si no porque si lo hubiera fichado Pep lo habría estropeado, se lo habría cargado como ha hecho con tantos otros y el fútbol mundial no podría disfrutar del espectáculo que supone ver en cada partido al alemán. Özil es pura clase, puro ingenio, el arte llevado a un terreno de juego. Sus compañeros dicen de él que tiene ojos en la nuca, pero es mucho más que eso. Lo comparan con Guti, pero es bastante más regular. Por eso, yo lo comparo con Zidane y lo bautizo, a partir de ahora, como Özilane. Tiene su clase, su saber estar, su elegancia, su último pase, su regate y ayer demostró tener también su definición. El alemán es un mago, el canalizador del juego ofensivo blanco, el que hace que todo funcione en el ataque merengue. Es una gozada verle jugar, pero aún más es pensar que con tan sólo 21 años y si las lesiones le respetan, nos quedan muchos años de un jugador especial, de esos que solo se ven muy de vez en cuando. Por todo ello, Guardiola, gracias por no haberlo estropeado para el fútbol. 

Por cierto, siempre defiendo a la afición del Atleti, a mi juicio, la mejor de España, sin embargo los cánticos que realizaron ayer son dignos de sanción. Entiendo que la impotencia por el partido de ayer fuese grande, pero estas cosas deben ser castigables.

¿Cómo que no? Pero si somos españoles

Efectivamente hay dopaje en el deporte español. El que lo niegue es un bobo. Los periodistas españoles, hasta ahora silenciosos como tumbas respecto al tema, están comenzando a hablar de él. El primero fue Alcalá, de la Cadena Cope. Quizás no sea el periodista más adecuado para hundir a su país deportivamente, pero eso son otros temas.


No se sabe por qué, pero los únicos deportes que se ven afectados por el doping en España son el ciclismo y el atletismo. Una posible teoría es que las instituciones han decidido que, al no ser deportes mayoritarios en España, son los deportes ideales para sacar a la luz a los dopados, y dejar en la sombra al resto de deportes. Sin embargo, eso solo sucedía aquí. En el resto de países, principalmente europeos, se lleva un tiempo intentando poner a España debajo del foco para que todos los que se iluminasen fueran condenados. Sin embargo, España sigue intentando protegerlos.

No cabe duda de que si Madrid, tras dos intentos consecutivos, no ha conseguido la obtención de unos Juegos Olímpicos es por algo, un algo que se nos oculta a los ciudadanos desde arriba. Madrid era la ciudad más preparada para albergar unos Juegos Olímpicos en ambas votaciones, pero había un pero: el dopaje. El COI lo dejó claro. El doping era el mayor pero que tenía Madrid y recomendó cambiar la legislación española al respecto. Esta legislación no solo no castigaba a los tramposos, si no que ponía todas las trabas posibles para que los organismos internacionales no pillaran a sus deportistas.

El ciclismo y el atletismo han sido los deportes más castigados por el dopaje pero, ¿son los únicos deportes en el que se dopan los deportistas? En absoluto. Francia sufrió un escándalo de dopaje tras la consecución del Mundial del 98 por presentar algunos jugadores análisis de sangre sospechosos. Uno de ellos era Zidane quien por aquella época jugaba en la Juventus, equipo que se vio obligado a descender y a perder varios Scudettos por escándalos de apuestas. ¿Sólo por eso? Yo creo que cuando se hicieron públicas las imágenes de los jugadores, con Cannavaro a la cabeza, chutándose en el vestuario algo pasó en Italia. Lo que no cabe duda es que desde entonces el fútbol italiano ha bajado su nivel considerablemente, tanto a nivel de clubes como en la selección.
Lo que quiero decir con esto es que otros países ya han metido la mano al dopaje en el fútbol.  No han hecho públicos los escándalos, pero no han permitido que continuaran. En cambio, aquí en España, consentimos que un 2ºB contrate a Eufemiano Fuentes, el médico español más famoso del mundo, y no precisamente por ser buen médico. Somos españoles, siempre nos han gustado las trampas  y como tal siempre buscamos el máximo beneficio personal. ¿Cómo no va a haber dopaje en el deporte más importante en España?

Además, el doping en el fútbol conlleva un problema difícil de resolver, y es que es un deporte colectivo. Si a un futbolista se le pilla dopado, ¿qué medidas se deben tomar?, ¿se sanciona al club, al equipo, o solo al jugador? ¿Y si el jugador forma parte del equipo campeón? ¿Se le quitan los títulos al colectivo o solo se penaliza al individuo? Demasiadas preguntas sin respuesta para una legislación que cada vez se tambalea más. Pero, pensadlo bien. No es normal que un joven de 24 años, con ganas de fiesta y mucho, mucho dinero no se meta drogas recreativas. No digo que sea lo normal, pero sí que algún caso debería darse. Y no es por señalar a nadie, pero son conocidos los escándalos de los futbolistas brasileños a nivel de fiestas, en las que ¿nunca había drogas? Entonces, ¿por qué no se detectan futbolistas con positivos por cocaína? Solo se le ha detectado a Maradona, y solo una vez, pero no es normal que no haya más casos.
El Marca dijo hace unos días que en el fútbol español solo se realizaban análisis de orina en los futbolistas. Nada de sangre. Los clubes españoles pueden hacer lo que les de la gana, excepto los que juegan competiciones europeas. En estas, la UEFA tiene a los llamados “vampiros” tras los equipos participantes, pero siempre con previo aviso de los análisis a realizar. Pues bien, el Barcelona ha llegado a anular entrenamientos y a cambiar el lugar donde los iban a realizar cuando estos “vampiros” les avisaban que iban para allá. Cuando estos análisis fueron realizados, meses después de estas dos intentonas falladas por la UEFA, todos los jugadores estaban limpios. La cosa quedó en una sanción económica al Barça por huir de los “vampiros”, pero en nada más. Huele a chamusquina ¿no?

A mi juicio sí, y mucho. Por eso, como amante de este deporte, pido que dejemos de preocuparnos por todo el rollo de las desigualdades económicas de las que tanto se queja Del Nido ya que parece ser que tenemos un pollo montado mucho mayor. El fútbol español no está limpio, la competición no es justa y entre todos tenemos que tirar de la manta. Ya lo dijo ayer Ahmadineyad, presidente de Irán, en la entrevista que concedió a TVE: “En occidente falta transparencia”. Por eso, somos los ciudadanos los que debemos obligar a las instituciones a que tomen medidas para que las competiciones nacionales sean legales. Es una pena que solo cuando la sombra del dopaje se ha cernido sobre España haya sido cuando los éxitos deportivos han llegado. Lo dejo ahí, pero para mí que no estamos ante la edad de oro del deporte español, estamos ante la edad de oro de los españoles listos que saben esconder sus trampas.

El Inter es pentacampeón del mundo sin casi afición

El Inter Movistar, equipo de Alcalá de Henares se ha proclamado pentacampeón del mundo. El equipo, liderado por un gran Schumacher, autor de los dos tantos de su equipo, se impuso al Carlos Barbosa brasileño . Yo estuve allí el viernes viendo el partido frente al GH Bank Rbak de Tailandia . Me pareció lamentable el poco público que había. Además, ningún medio de comunicación ha seguido demasiado este acontecimiento. El fútbol sala no tiene cura. No es normal que ni 4.500 personas llenen el Caja Madrid ni siquiera cuando su equipo juega la Intercontinental en su casa.

No tiene sentido que ni 4.500 madrileños acudan a presenciar el, en teoría, mejor torneo de todo el fútbol sala mundial. Además, me jugaría algo con vosotros a que hasta ayer no más de cinco sabíais que se estaba jugando este torneo. Es una pena que el deporte con más fichas federativas no tenga el seguimiento que se merece. Pero solo los que jugamos a esto podemos cambiar esta situación, comenzar a interesarnos por nuestro deporte y crear un ambiente de interés en España que contagie al resto de gente y le anime a llenar los pabellones .El fútbol sala español es, si no el mejor , de los mejores del mundo y, como tal, se merece a la mejor afición . Así que aprovecho este loco post para animaros a seguir el fútbol sala.

P.D. Perdón por el caos , pero es que en la universidad piden cosas muy raras.

Sr. Busacca, ¿por qué vino?

Como español que soy, o al menos eso dice mi pasaporte, ayer me alegré enormemente cuando Messi marcó el penalti y clasificó al Barcelona para cuartos de final de la Champions League. De hecho, esta noche, a eso de las 20.45, iré enfervorecidamente con el Valencia C.F. Me da igual que Albelda se vistiera de forofo hace unos días para decir que iba con el Lyon. Yo soy español, y como tal, voy siempre con los equipos españoles. Pues no. Todo mentira, la verdad. De hecho, Raúl va a acabar con el Valencia de un plumazo esta noche y ayer protesté el penalti que señaló Busacca.


Pero vamos al lío. El Barça es un gustazo. Un partido como el de ayer, jugado los fines de semana , me aburre en demasía ya que el rival no es de prestigio. Pero verle jugar así contra los mejores equipos continentales me da una envidia sana que no puedo con ella. Es, de verdad, un verdadero placer verles jugar. Creo que ya lo he dicho muchas veces, pero debo insistir en ello: el Barça es el mejor equipo de la historia. Lo digo sin conocer a todos los equipos que han jugado a lo largo de la historia, pero no me hace falta.
Sin embargo, todo esto, es decir, el hecho de que sean los mejores, me lleva a una confusión que no soy capaz de resolver. No entiendo cómo el mejor equipo de la historia, para ganar sus partidos, necesita de la ayuda arbitral. Porque, queramos o no, seamos o no seamos del Barça, debemos reconocer que al Barça le ayudan. ¿Cómo a otros? Puede ser, pero no es la discusión aquí. El Barça necesita de un Busacca para pasar a cuartos. El meneo de ayer al Arsenal fue descomunal, pero para pasar, no les valió con tener un 70% de posesión y con no dejar tirar al Arsenal, si no que necesitaron del árbitro para conseguirlo.

Ayer en el Camp Nou, por mucho que nos dijeran que pitaba Busacca, el árbitro era Ovrebo, pero con peluca. No hay duda. En serio, fijaros bien y lo reconoceréis. Por ejemplo, podéis volver a ver la expulsión de Van Persie. La primera tarjeta amarilla no lo es. De hecho, Dani Alves, que finge una agresión que no es, debería haber sido el sancionado. Alves se “muere” por un manotazo que no existe, lo cual es un intento de engaño hacia el árbitro, hecho penalizado por el reglamento. ¡Ay va, qué he dicho! Reglamento… pues sí, con el reglamento en la mano, la segunda amarilla de Robin es justa, pero solo Ovrebo y Ovrebo con peluca se atreverían a expulsar a alguien por desplazar el balón. El reglamento también dice que un agarrón dentro del área es penalti y no se pita ni uno.
Hablando de Alves. Menudo partido hizo el brasileño. A los 15 minutos ya llevaba dos patadas de esas que el árbitro no ve pero que van a hacer daño. Devolvió la pelota al Arsenal en el córner y fue el primero en presionar para acabar recuperando la pelota a los 10 segundos, como en el resto del partido, pero esta vez la pelota la tenía el Arsenal en el medio campo. Eso no es deportividad. Después fingió con Van Persie y continuó con su teatro en la segunda parte. Cuando un jugador está en el suelo y mira al árbitro a ver si sancionan a su rival, poca lesión debe tener. Por último, el lateral se dedicó a provocar a Van Persie una vez este ya había sido expulsado. Los de La 1 decían que el holandés estaba en todos los “fregaos”, pero el que no se perdía una era Alves. A raíz de esto me gustaría comentar que un equipo que tiene en sus filas a un jugador así, y que lo tiene como referente, jamás puede ser catalogado de equipo noble. Un equipo noble está formado por 23 deportistas honrados más un cuerpo técnico competente. Alves, más unos cuantos más que ayer no la liaron (véase el caso de “Broncas Busquets”) son mala gente, por lo que su equipo no es un equipo señor.

Desde aquí, a hora y media para que comience el encuentro, desearle la mayor suerte del mundo a Raúl y a su Schalke. Sí, Albelda, yo como forofo puedo decirlo; tú, como futbolista profesional, deberías guardar unas formas que brillan por su ausencia en tu carrera. Sin más, força Schalke. 

Camino al cielo

Próxima parada: Treviso; o, como anunciaba ayer la Demencia: "cariño, te aviso, nos vamos a Treviso". Y es que el Estu ganó ayer y consolidó su primera plaza del grupo para pasar a cuartos de final como cabeza de serie y enfrentarse a un segundo: el Zagreb. Cuidado, nos queda Zagreb, pero no importa. La fiesta estaba hecha.

Bueno, lo que no importa es el partido. Si alguien quiere saber como se desarrolló, le remito al Marca o a ACB. En esos portales está la historia del partido, pero no lo que realmente disfrutamos los aficionados ayer. Alguna foto ha aparecido en esos medios, pero no describen la situación. Yo os la voy a contar:

Con el partido acabado y el pabellón vaciándose poco a poco, la Demencia comenzó a entonar eso de "que salgan los toreros". Y cómo no, los toreros salieron. Pero ayer se fue un poquito más lejos. Una vez con los jugadores en el campo, la afición local les invito a subir a la grada: "que suban los toreros". Granger y Sergio Sánchez se miraron, intercambiaron unas palabras y sin pensárselo dos veces se fueron a la grada con la Demencia. Lo siguiente ya os lo podéis imaginar: locura máxima. Tras ellos llegaron los Jaime Fernández, Daniel Clark, Asselin o Welsch. Todos mezclados con una Demencia enfervorecida. El momento fue para enmarcar, con los jugadores cantando al unísono las canciones ramireñas.
Y es en esto donde reside la grandeza de este club. Estoy seguro que en ningún club de Europa, ya sea baloncesto, fútbol, waterpolo o cricket, los jugadores tras acabar un partido se van con su afición a la grada a celebrar la victoria. Es un hecho único en el mundo del deporte que pasa desapercibido para muchos. Sin embargo, debería tener mucha más trascendencia. Ayer, junto a este grupo de energúmenos (la Demencia, me refiero) estaban jugadores que han estado en la NBA o en clubs importantes de Europa. Seguro que esos jugadores no se habrían imaginado una situación así en su carrera, pero ayer la vivieron en primera persona. Y yo con ellos, allí, emocionado por la victoria y el pase a cuartos y disfrutando de un momento, a mi juicio, único en la historia del deporte.

Bueno, vale, es cierto que el momento no fue único, porque este hecho ya se ha producido con otros jugadores del Estu y en otros partidos. Sin embargo, lo que es único es este club. Ningún jefe de seguridad permitiría a sus jugadores subirse a la grada. Pero esto es como una familia en donde todos crecemos juntos. Y este año, por el momento, hemos llegado hasta Zagreb, pero seguro que si todo sigue así, Treviso nos espera.

Por cierto, siento mucho que algunos de los presentes durante el partido se perdieran este momentazo. Ya se lo contaré en persona, si me dejan.

P.D. Salgo en la foto. Buscadme bien y me veréis.

powered by Blogger | WordPress by Newwpthemes | Converted by BloggerTheme